Al aire

El regreso de los hospitales concesionados

"Recientes acontecimientos en el mercado, relacionados con los problemas de solvencia de empresas constructoras involucradas en este tipo de proyectos u otros de obras públicas, así como los últimos anuncios del Gobierno, hacen prever que las bases de licitación de estos proyectos contendrán resguardos adicionales a los contemplados en el Primer Programa de Hospitales, lo que pudiera impactar en el valor económico de los proyectos y resultar en mayores precios".

Por Katannya Jablonski y James Channing*

En los últimos meses el Gobierno ha puesto hincapié en el Plan de Concesiones 2019 de la Dirección General de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas y en la millonaria inversión que se espera en la materia. En este contexto, el Segundo Programa de Concesiones de Establecimientos de Salud, es una piedra angular del mismo y fue oficialmente anunciado en la última cuenta pública del Presidente de la República, Sebastián Piñera, y, asimismo, en la reciente exposición del Director General de Concesiones, Hugo Vera, ante el Senado. El programa se divide en 7 grupos, dentro de los cuales, destacan para este año: (i) Grupo I Red Maule (Cauquenes, Constitución y Parral) que contempla una inversión estimada de US$ 363 millones, cuyo llamado a licitación se efectuará en el presente mes de julio; (ii) Grupo II Red Bío Bío (Santa Bárbara, Nacimiento, Coronel y Lota); y (iii) Grupo III Red Centro Sur (Buin-Paine, Pichilemu y Rengo). El llamado a licitación para estos dos últimos grupos se espera para diciembre de 2019. 

Katannya Jablonski

Como es sabido, las licitaciones de hospitales en su momento fueron objeto de intensos debates entre partidarios y opositores de este modelo. Las primeras concesiones hospitalarias comenzaron a construirse y a operar durante el primer Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, no obstante, durante el segundo Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, las autoridades de la época determinaron no seguir con la política hospitalaria de concesiones, puesto que consideraron que encarecían el gasto público, lo que en definitiva fue revertido al analizarse nuevamente bajo el actual Gobierno y determinar la necesidad de contar con hospitales ya que no implican mayores costos para el Estado como se había considerado en la evaluación anterior. El problema se zanjó con la determinación del Ejecutivo de impulsar dichas licitaciones, pero esta vez con ciertas características que las hicieron distintas al Primer Programa de Hospitales.

A diferencia de lo que ocurrió con el Primer Programa de Hospitales, en esta oportunidad, la licitación de hospitales no considera los servicios de alimentación ni de limpieza, así como tampoco los estacionamientos, que quedarían en manos de la dirección del propio recinto hospitalario. En todo caso, estos proyectos mantienen la construcción y mantención de los recintos hospitalarios además de la adquisición, administración, mantenimiento y reposición de mobiliario no clínico, y según corresponda a cada recinto hospitalario la adquisición, administración, mantenimiento y reposición de equipamiento médico y mobiliario clínico médico y no médico, incluyendo, además, la instalación y explotación de máquinas dispensadoras. 

James Channing

Por otra parte, recientes acontecimientos en el mercado relacionados con los problemas de solvencia de empresas constructoras involucradas en este tipo de proyectos u otros de obras públicas, así como los últimos anuncios del Gobierno, hacen prever que las bases de licitación de estos proyectos contendrán resguardos adicionales a los contemplados en el Primer Programa de Hospitales, lo que pudiera impactar en el valor económico de los proyectos y resultar en mayores precios. Asimismo, es de esperar que los bancos también tomen en cuenta estos antecedentes a la hora de estructurar los financiamientos de estos proyectos, requiriendo mayores derechos en cuanto a supervisión a nivel de contratistas y subcontratistas, así como de flujos de pago y por otra parte respecto de los denominados “step in rights”, todas cuestiones que ya se ha comenzado a observar en el mercado.

Todo lo anterior, demuestra que el Segundo Programa de Hospitales viene con fuerza, pero los licitantes tendrán que estar atentos a estos cambios en el modelo respecto del programa originalmente diseñado y anticiparse a estos cambios en sus relaciones con financistas y contratistas.

* Katannya Jablonski es asociada senior del área de Proyectos e Infraestructura en Morales & Besa. Abogada de la Universidad de Chile y LL.M. en Derecho Público de la Universidad de Chile (c).
James Channing es asociado senior de las áreas de construcción y proyectos de Morales & Besa. Abogado de la Universidad Adolfo Ibáñez, sede Viña del Mar y LL.M de la Universidad de Virginia, EE.UU.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close