Bitácora

Salinas Toledo, nuevo estudio boutique laboral

La firma se crea tras la salida de todos los abogados del área laboral judicial de PPU, y será dirigida por el ex director del mismo equipo, Jaime Salinas.

Salinas Toledo Abogados es un nuevo estudio jurídico especializado, boutique, en asesorías legales y judiciales en Derecho del Trabajo, que cuenta con un grupo de abogados expertos en materia laboral judicial, negociaciones colectivas, sindicatos, visas e inmigración y, en general, en brindar asesoría a empresas en todo tipo de consultas de naturaleza laboral. 

Esta nueva oficina se origina tras la salida completa de los abogados del área laboral judicial del estudio Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, quienes decidieron dejar el alero de un estudio full service para fundar una oficina independiente especializada en materias laborales.

Conversamos con Jaime Salinas, socio fundador y ex-director del área laboral judicialde PPU, quien cree que el nuevo estudio les permitirá otorgar un servicio más cercano y expedito, mediante un modelo de negocio que les facilitará fidelizar a los clientes que siguen con ellos y llegar a nuevas empresas .

Las oficinas grandes se han vuelto estructuras que, lejos de evolucionar al ritmo de los nuevos tiempos, mantienen sistemas basados en paradigmas de rentabilidad que ya no resultan aplicables a estos nuevos tiempos”, cuenta Salinas como parte de las razones para salir de PPU. “Las grandes oficinas full service se han vuelto complejas en su administración, con gran cantidad de conflictos de interés, con modelos de negocio que no han sabido asimilar los cambios en el mercado, la competencia creciente y las nuevas necesidades de los clientes en los tiempos modernos, donde éstos requieren rapidez en la respuesta, menor protocolo en la contratación de servicios, y una asesoría directa de un abogado experto. No quieren una factura que contiene horas de trabajo de varios abogados donde uno estudia, otro escribe y otro revisa la respuesta a la consulta de un cliente. Hoy las empresas que contratan asesoría laboral quieren una respuesta inmediata, directa del abogado experto, sin tener que afrontar los cobros de honorarios de los tiempos de trabajo de abogados junior que se demoran, naturalmente, mucho más tiempo en revisar una consulta, en vez de que sea directamente un socio o un asociado senior el que se encarga de otorgarla de manera directa y con experiencia”, agrega. 

– A pesar que están comenzando con el estudio, ¿qué perspectivas tienen para el estudio en el próximo año? Ampliar el equipo?

En el corto y mediano plazo vamos a crecer en clientes y, ciertamente, a fin de brindar un servicio rápido, oportuno y de primera calidad, está proyectado ampliar nuestro equipo con abogados senior que hemos invitado a sumarse a nuestro proyecto. Tengo la confianza que una cultura de estudio basada en un trato horizontal, que permita el desarrollo de carrera de sus integrantes, que otorgue flexibilidad para poder implementar alternativas de trabajo de acuerdo a las nuevas tecnologías que nos facilitan estar hiperconectados en cualquier lugar, nos permitirá lograr crecer y posicionarnos rápidamente como uno de los mejores estudios laborales, no solo en cuanto a lo técnico y profesional de nuestra asesoría, sino que también en lo humano y trato personal. 

– ¿Como ven el actual mercado, donde la competencia full service y boutique crece cada vez más? ¿Como plantean diferenciarse para ser competitivos?

La competencia que respecto a nosotros pudieran representar los estudios full service no nos preocupa. Conocemos las ventajas que una estructura de costos más baja representa respecto a los costos de la asesoría. En este sentido, los clientes ya no van a las oficinas de los abogados, sino que somos nosotros los que nos trasladamos a sus oficinas para conocerlos, para ver sus procesos, sus productos, sus servicios, para empaparnos de su realidad. Ya no es necesario tener lujosas oficinas con enormes salas de espera y de reuniones que, finalmente, los clientes rara vez visitan y en donde el valor agregado lo tiene el abogado que los va a visitar, que se toma el tiempo para conocerlos en terreno. Es por ello que la infraestructura que uno necesita tiene que estar empapada de tecnología y practicidad, y hay que dejar de lado la pompa y el lujo que, finalmente, terminaría pagando el cliente sin haber jamás visitado tus oficinas.

Y respecto de otras oficinas boutique que se han ido formando, lo cierto es que, en materia laboral, hay muy pocas todavía y existe una gran demanda de este tipo de asesoría que no ha logrado ser cubierta aún.

Este nuevo estudio se forma con la llegada de varios abogados con destacada trayectoria docente como profesores de derecho laboral, y con una reconocida y exitosa carrera como litigantes en juicios del trabajo.

Jaime Salinas es abogado de la Universidad Católica, Magister en Derecho de los Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, fue director del área laboral del estudio Philippi por más de tres años, es profesor universitario en Derecho del Trabajo y Litigación Laboral, Presidente del Centro para la Innovación y Desarrollo del Derecho del Trabajo (CIDTRA), Arbitro Laboral designado por la Dirección del Trabajo, autor de varias publicaciones nacionales e internacionales, y destacada trayectoria reconocida por rankings internacionales como Chambers and Partners. Duarante 5 años estuvo en PPU como abogado senior y anteriormente 8 años en Movistar, como abogado a cargo de los temas laborales, inmobiliarios y de desarrollo de red de esta filial del Grupo Telefónica.

Se suman a la nueva oficina los socios Francisca Montenegro y Francisco Ruay, ambos abogados senior que también salen de Philippi y que se integran a esta nueva firma. Francisca Montenegro, abogada de la Universidad de Chile, Magister en Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Talca y de Valencia (España), es profesora universitaria de Derecho del Trabajo, integrante de CIDTRA, y destacada litigante. Francisco Ruay, por su parte, también es abogado de la Universidad de Chile, Magister en Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de la misma casa de estudios, y Magister en Derecho Procesal de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina) y comparte el mismo currículo docente y litigante senior, a lo cual se suma una vasta cantidad de publicaciones nacionales e internacionales en materia laboral de las cuales es autor. 

Integran también esta nueva firma Romina Urzúa y Catalina Jaque. La primera es abogada de la Universidad Católica, Magister en Derecho con Mención en Derecho Constitucional de la misma casa de estudios, profesora universitaria, autora de diversas publicaciones en materia laboral y fue también parte del estudio Philippi hasta el año pasado. Catalina Jaque es licenciada en Derecho de la misma casa de Estudio, ayudante de la cátedra de Derecho del Trabajo, y también trabajó en Philippi con todo el equipo de abogados que forman la nueva oficina. 

Sus nuevas oficinas están ubicadas en Las Condes, en calle San Sebastián 2807, oficinas 314 y 315, y su página web la pueden consultar en www.salinastoledo.com

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Revisa también

Close
Close
Close