Columnas

Conocemos los ingredientes del plato, ahora: ¿Cómo lo preparamos?

Para construir una buena estrategia, el estudio debe conocerse internamente respecto de cuatro líneas de trabajo fundamentales: modelo de negocio - propuesta de valor - visibilidad - eficiencia, información y organización

Por Gustavo Rodriguez

Fui testigo del evento Legaltech Summit organizado por Lemontech, que contó con presencia masiva de abogados, donde se presentaron los ingredientes del plato relacionado con la realidad que está enfrentando la naciente industria de los servicios jurídicos.

Comparto buena parte de lo expuesto en dicho evento, sin embargo, a mi entender quedó pendiente entregar una visión de cómo “preparar el plato” considerando los ingredientes que están presentes y los que se visualizan hacia el futuro.

Para “preparar el plato” se requiere la acción del chef que logre trabajar cada ingrediente y armonizarlos para transformarlo en un plato de alta calidad.

Gustavo Rodriguez

Se hace evidente y muy visible que se avecinan cambios profundos en la prestación de servicios jurídicos; dados por 3 principales razones:

  1. Aumento fuerte de la competencia, por la presencia creciente de nuevos actores en el mercado. 
  2. Reducción sostenida de los márgenes, es decir de la relación precios – costos. 
  3. Diversificación y cambios crecientes de la oferta,  a través de nuevos modelos de negocio (uber jurídico), además de cambios culturales por la irrupción de millenials e inteligencia artificial.

Estas tres fuentes de impacto permiten reconocer que el “plato a servir” debe considerar una preparación cuidada y profunda. Está fundamentalmente consiste en “adelantarse” e innovar y desarrollar una estrategia que apunte a un fortalecimiento del estudio.
Para construir una buena estrategia, el estudio debe conocerse internamente  respecto de 4 líneas de trabajo fundamentales:

  • Modelo de negocio: Definición de la oferta del estudio.
  • Propuesta de valor: Diferenciación reconociendo el valor que se aporta al mercado. Reconocer las ventajas competitivas.
  • Visibilidad:  Construcción de marca desde el management, marketing y comunicaciones.
  • Eficiencia, Información y Organización: Buscar herramientas de eficiencia y rentabilidad para reconocer el negocio, creando una organización flexible.

Finalmente todo estudio de abogados debe buscar caminos graduales de replanteamiento, sustentados en un conocimiento profundo de sí mismo que identifique:

  • Su capital institucional acumulado; credenciales.
  • Sus ventajas competitivas para diferenciarse.
  • Oportunidades de desarrollo futuro

Es una tarea ardua, de dedicación continua y persistente, cuyo primer paso es reconocerse y buscar elementos de diferenciación, a pesar de estar en un mercado tradicionalmente opaco y poco innovador.

Gustavo Rodríguez

Socio de GR Soluciones. Ingeniero con más de 20 años de experiencia asesorando numerosos estudios jurídicos desde el desarrollo estratégico, modelo de negocio, societario y de gobierno, gestión del talento, procesos y crecimiento, entre otros temas.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close