ColumnasDestacado

Protección de datos: ¿sobrevivirá tu empresa?

"Me encontré con CEO profundamente enojados, que se quejaban de que no iban a poder desarrollar su negocio y a los que en no pocas ocasiones tuve que recordar que yo no era 'el legislador' y que no se mata al mensajero"

La protección de datos ya es un derecho fundamental, tras la aprobación de la norma por el Congreso , el 15 de mayo pasado. Será esencial que se aplique un cambio de mentalidad profundo en todos los niveles de las empresas, pues ello afecta a todas las áreas: desde los directivos, al personal de la limpieza, pasando por los comerciales, el encargado de marketing y seguridad en las redes.

Sería ideal no dejar la adaptación para el último momento y empezar cuanto antes.

Mientras fui consultora de protección de datos y nuevas tecnologías en España, en infinidad de casos me encontré con CEO profundamente enojados, que se quejaban de que no iban a poder desarrollar su negocio y a los que en no pocas ocasiones tuve que recordar que yo no era “el legislador” y que no se mata al mensajero.

Si bien al principio es verdad que puede parecer engorroso cumplir con todos los requisitos que se imponen para un tratamiento correcto de datos, en realidad es mucho más fácil de lo que parece.

Hay que tener en cuenta que la actual ley 19.628 data de 1999, por lo que no estaba preparada para la revolución digital de los últimos años y no se encuentra en sintonía con la regulación de la materia a nivel internacional, y se encuentra en una tramitación sin fin el Proyecto de Ley N° 11144-07 (refundido con el Proyecto 11092-07), que debería modificar la anciana norma vigente. Por poner un ejemplo al día de hoy, para la Unión Europea Chile no cuenta con un nivel de protección adecuado, por lo que para realizar cualquier negocio que implique intercambio de datos personales —y todos lo implican—, la empresa europea en cuestión debe solicitar una autorización previa para así cumplir con su normativa.

En Chile, las empresas podían operar sin que la Ley de protección de datos les quitara el sueño, entre otras cosas porque no había sanciones ni un organismo regulador. En este proyecto las sanciones van desde una amonestación hasta una multa de 5 mil UTM y se crea la Agencia de Protección de Datos.

¿Cuál es el cambio de paradigma? Se impone una maduración en la práctica empresarial.

Hasta ahora, los datos personales de otros se capturaban y organizaban con la única finalidad de rentabilizarlos; se partía de la base de que cuantos más datos se obtuvieran mejor. ¿Ejemplos? Para usarlos en campañas publicitarias, atraer clientes, vender bases de datos. Se compartían y se utilizaban sin contar con el permiso de los usuarios, entre muchas otras prácticas que estaban al límite de la legalidad.

Pero aquello va a cambiar. Para comenzar, sólo es posible recopilar los datos estrictamente necesarios para cumplir con la finalidad para la que se obtienen, ni uno más. Y debes poder demostrar que todos son imprescindibles, además de que cuentas con el consentimiento expreso de la persona en cuestión. El usuario tendrá muchísimo más poder y control sobre su propia información personal.

A las empresas les toca, por tanto, prestar atención y cumplir con las exigencias en un nuevo escenario en el que se refuerzan los derechos de las personas que se relacionan con tu empresa, ya sea a través de tu web o blog: clientes, proveedores, trabajadores o candidatos.

Que no cunda el pánico porque el proyecto da un plazo de 4 años desde que entra en vigor y absolutamente todo lo que hacías hasta el momento (siempre que fuese legal) lo vas a poder seguir haciendo; lo único que cambia es la forma de hacerlo y los resguardos que debes tomar.

Esta nueva ley de protección de datos es una oportunidad a la vez que un reto, que te permitirá situarte en el lado de las empresas que ofrecen garantías suficientes… o quedarte en el otro.

 
También te puede interesar:
La protección de datos personales ya es un derecho constitucional
Uso de software sin licencia en empresas

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close