AcademiaDestacadoNoticias

Davor Harasic renunció a la Universidad de Chile

Este jueves 16 es la segunda vuelta de la elección a decano, entre Pablo Ruiz-Tagle y Jean Pierre Matus

César Contreras / Sofía Martin

 

El martes 14 de agosto, los candidatos a decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Jean Pierre Matus y Pablo Ruiz-Tagle, participaron de un debate por la segunda vuelta electoral antes de las votaciones de este jueves 16.

Pero toda argumentación tuvo un cierto sabor a irrelevancia tras conocerse que el ex decano Davor Harasic renunció a su cargo de profesor e hizo llegar la correspondiente carta aduciendo motivos personales, información que fue entregada a diversos medios este mediodía, justo un día antes de la importantísima elección de mañana.

Para quienes han seguido el proceso de cerca, esta renuncia quitó piso y respaldo a la opción del profesor Matus, lo que sólo se sabrá mañana, durante el conteo de votos.

Las propuestas de Jean Pierre Matus

En el debate del día martes, el profesor de derecho penal se refirió a nuestra calidad de abogados en estas palabras: “Nuestro conocimiento disciplinario es lo que nos hace abogados, saber argumentar, discutir, presentarnos en público. Son competencias importantes, pero lo que realmente nos hace abogados es hacer eso con conocimiento”. “Ser un buen profesional no es sólo hablar bien; tampoco sólo saber las cosas ¿han escuchado la canción de 31 minutos ‘Objeción denegada’? No basta con saber, hay que saber decir lo que se sabe”, fue parte de lo que sostuvo.

Para Matus, se ha hecho un buen trabajo que hay que avanzar respecto a la malla curricular, pero la importancia radica en el conocimiento disciplinario que distingue la profesión y la diferencia del resto del mundo.

El candidato postuló discutir la malla curricular y cambiar el sistema de titulación, iniciativa que ya había planteado como director académico: “Actualmente el examen de grado vale un 60% de la nota, la memoria vale un 20% y los 5 años de carrera el otro 20%; calculen cuánto vale cada uno de sus pequeños cursos”, dijo. Su propuesta es que los estudiantes terminen la memoria en 5º año y puedan rendir un examen de grado que sea la culminación de su carrera “y no un financiamiento a escuelas privadas y perder todos los años que pierden”.

También se refirió a los conflictos entre la facultad, los estudiantes y los funcionarios se desarrollan por la falta de canales de comunicación permanente: “Faltan instancias de diálogo y conversación tranquila y pausada”.

“La Universidad de Chile y esta Facultad demuestran su carácter inclusivo con el hecho que yo esté aquí: origen de Arica, de escuela fiscal con número, estudié el grado en otra universidad, el doctorado en España, el posdoctorado en Alemania”, dijo.

Recalcó también que ingresó como profesor titular en 2010: “Y me nombraron por mis méritos académicos logrados en los 20 años que trabajé en la Universidad de Talca”.

Pablo Ruiz-Tagle y sus ideas para el decanato

Durante su exposición, Pablo Ruiz-Tagle afirmó que el perfil del egresado de la facultad debe servir al país de manera amplia y que el conocimiento del Derecho debe ponerse al servicio público republicano.

“Formar personas, no autómatas”, enfatizó. Coincidió con su contendor en el problema que aqueja a quienes ya terminaron 5º año y se enfrentan con el largo camino hacia el juramento que los convertirá en abogados: “Todos los egresados se demoran 9 años en promedio en titularse; hay que revisar la memoria y examen de grado para ver cómo facilitar sin disminuir la calidad ni el número de los egresados”.

“En cuanto a la reforma curricular hay que buscar un acuerdo institucional y luego presentarla en las instancias necesarias”, sostuvo. Para el académico, “los problemas de la Facultad se deben resolver en la misma Facultad”.

Al abordar la relación con los funcionarios, dijo: “Les expresamos que privilegiaremos el diálogo, garantizaremos el disenso, fomentaremos el mérito y la participación, sin discriminación; una relación entre funcionarios y autoridades basada en los derechos fundamentales de las personas, que incluye la organización colectiva de los funcionarios”, prometió.

“El carácter inclusivo es trabajar con todas las personas y lo hecho desde siempre, por ejemplo con mis ayudantes. He tenido diferencias de ideas con personas, pero no voy a perseguir ni he perseguido a nadie como algunos dicen”, fue la respuesta con la que debió defenderse.

La dinámica

Al encuentro, de menor convocatoria que el realizado en la primera vuelta, organizado por el Centro de Estudiantes (CED) y la Asociación de Funcionarios (AFUCh), realizado en el Aula Magna de la Facultad, asistieron académicos, funcionarios y estudiantes.

El debate duró una hora cronológica y estuvo dividido en 2 partes: 3 preguntas del centro de estudiantes que los candidatos expusieron y replicaron a su contendiente, y luego 3 preguntas de los profesores asistentes de público.

Los temas puestos por el CED fueron la Reforma a la Educación Superior, la labor de la Comisión de Innovación Curricular de la Facultad y la participación organizacional, donde los contendientes expusieron su programa y criticaron el de su competencia.

Las preguntas de los profesores y del público, sorteadas al azar, abarcaron una definición del carácter inclusivo de una facultad, una opinión respecto a los programas de investigación y, por último, qué medidas concretas proponían los candidatos para mantener, implementar e incrementar el proceso de internacionalización de la Escuela.

Al finalizar la actividad los candidatos valoraron la instancia de diálogo y la idea de trabajar en comunidad a favor de la Facultad.

decanato

César Contreras Manzor

Periodista EstadoDiario

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close