AcademiaDestacadoNoticias

Lenguaje claro: ciudadanos que deberían entender al Estado

En distintos países de Latam se está abordando el tema con la mayor seriedad. Claudia Poblete, doctora en Lingüística, entrega algunas claves que permiten entender la tendencia.

Lenguaje claro es el concepto que tiene a Chile como un actor seriamente comprometido en la materia, sobre todo desde el Poder Judicial. De hecho, hace un par de semanas se habría defendido la primera tesis de magíster en lenguaje claro, en la Facultad de Economía de la Universidad de Santiago.

Es tanta la relevancia que se le ha dado, que el 26 de julio se hará un primer seminario sobre el tema, organizado por la Red de Lenguaje Claro Chile.

El encuentro tendrá lugar en el Edificio Bicentenario, en Teatinos esquina Moneda, en Santiago (ver afiche abajo).

Autonomía

La Corte Suprema, la Cámara de Diputados, la Contraloría General de la República, el Consejo para la Transparencia, la Universidad Católica de Valparaíso y la Biblioteca del Congreso Nacional firmaron en marzo de 2017 un Acuerdo de Colaboración para constituir la Red de Lenguaje Claro (Red-LC).

Entre sus objetivos —además de consolidar la red al interior de sus instituciones y promoverla en otros órganos públicos—, está “utilizar lenguaje claro” en sus documentos e iniciativas, tanto escritas como audiovisuales.

Claudia Poblete Olmedo

En abril se incorporaron nuevas instituciones, como el Tribunal Ambiental de Valdivia, la Superintendencia de Salud y ChileCompra, cuenta Claudia Poblete Olmedo, quien tiene un magíster en Lingüística Aplicada en la U. Católica de Valparaíso y es profesora en la Facultad de Derecho de ese plantel, en el cual enseña los cursos Estrategias de comprensión del discurso escrito, Estrategias de producción del discurso oral, Estrategias de producción del discurso oral y de Argumentación.

“El mundo jurídico no puede encasillarse en el Derecho y tiene que mirar a otras disciplinas”, agrega la profesional, quien estudió 4 años de Derecho, tiene cursos de Master en Lingüística Forense en la U. Pompeu Fabra y luego hizo su doctorado en la U. Autónoma de Barcelona.

Hace 6 meses se formó la Red Lenguaje Claro Argentina y ya les avisaron que se va a constituir en Colombia. La idea de este formato, explica, es que no exista una dependencia del Gobierno de turno. En México, cuenta, existió una iniciativa en el año 2005, que tuvo un buen desarrollo, pero al cambiar las autoridades no se continuó y el trabajo se perdió. En Chile ya tienen la tranquilidad de que eso no ocurrirá, pues la entidad se formó en el período anterior y continúa en plena actividad.

Cambios paulatinos

La Secretaría Técnica de la Red —que tiene reuniones cada 15 días: una virtual y la siguiente presencial— correspondió este año al Poder Judicial, mientras que en 2017 la tuvo la Contraloría.

Tanto es el compromiso, cuenta Poblete, que el Contralor ha dicho públicamente que el lenguaje claro está entre los ejes programáticos del organismo hasta 2020.

¿Cómo se logran cambios en instituciones públicas y de naturaleza legal, usualmente resistentes al cambio? “Es que los cambios deben ser paulatinos”, responde la especialista. “No se pueden instalar de un momento a otro; debe hacerse por etapas”, añade, respetando siempre la idiosincracia de cada entidad y haciendo un buen trabajo de socialización, difusión y motivación.

Inscríbete aquí.

 
También te puede interesar:
— En Idealex.press: Lenguaje claro, el último desafío para el mundo jurídico
— En Idealex.press: Comunicando a la ciudadanía: el abogado y el micrófono, columna de Alejandro Elgueta
— Sponsored: ¿De verdad quieres que te entiendan?

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close