Al aireTILT

¿Plataformas digitales: como se encuentran reguladas?

"Si bien la posición de entrada de las plataformas en línea les permite organizar a millones de usuarios, también conlleva el riesgo de prácticas comerciales nocivas, contra las cuales las empresas no tienen una compensación efectiva. Tanto el daño directo a las empresas como la posibilidad de tal daño, socavan el potencial de innovación de las plataformas".

Por Juan Frers *

Con el crecimiento de las nuevas tecnologías muchas son las nuevas empresas que comienzan a crecer, nuevas startups, empresas como Zoom, Amazon, Meli entre otras. Muchas de estas empresas funcionan a través de la utilización de plataformas digitales o páginas web. 

Las plataformas ofrecen eficiencias incomparables en el acceso a los mercados transfronterizos y son cruciales para millones de empresas exitosas. 

Si bien la posición de entrada de las plataformas en línea les permite organizar a millones de usuarios, también conlleva el riesgo de prácticas comerciales nocivas, contra las cuales las empresas no tienen una compensación efectiva. Tanto el daño directo a las empresas como la posibilidad de tal daño, socavan el potencial de innovación de las plataformas.

En el presente artículo realizaremos un breve análisis de cómo se encuentran reguladas las actividades de las plataformas digitales en USA y Europa.

EUROPA

Juan Frers

El Reglamento de la UE sobre relaciones entre plataformas y empresas (Reglamento P2B) es el primer conjunto de normas para crear un entorno empresarial justo, transparente y predecible para las pequeñas empresas y los comerciantes en las plataformas en línea. Con este Reglamento, la Comisión cumple el compromiso de emprender acciones contra los contratos y las prácticas comerciales desleales en las relaciones entre plataformas y empresas.

El Reglamento va acompañado de una evaluación de impacto que incorpora pruebas y opiniones de las partes interesadas recopiladas durante un ejercicio de investigación de dos años.

La Comisión creó el Observatorio sobre la Economía de las Plataformas en línea junto con las nuevas reglas para monitorear las últimas tendencias en este sector. Las plataformas tenían que asegurarse de que cumplían con el Reglamento P2B antes de que comenzara a aplicarse el 12 de julio de 2020.

La Comisión ha publicado directrices que abordan los principales requisitos para las plataformas en línea, identificados en el Reglamento. Las pautas cubren todo, desde la necesidad de identificar los parámetros algorítmicos clave detrás de la clasificación hasta su comunicación con las empresas.

USA

En los EE. UU. no existe un impuesto federal sobre las plataformas digitales, la definición y la tributación de los servicios digitales en los Estados Unidos varía según el estado. Los estados, ciudades, condados y municipios individuales pueden cobrar impuestos a las plataformas digitales, y como resultado hay más de 13,000 jurisdicciones fiscales en los Estados Unidos.

Al igual que en otros países, las leyes de impuestos sobre las ventas de EE. UU. están sujetas a cambios. Aproximadamente 30 estados imponen hoy impuestos sobre las ventas a los servicios digitales o electrónicos. La mayoría de ellos incluyen proveedores extranjeros de servicios digitales, que tienen la obligación de cobrar y remitir impuestos sobre las ventas a las autoridades locales, luego del fallo de la Corte Suprema de Dakota del Sur contra Wayfair de 2018.

Dado que cada estado desarrolla sus propias leyes de impuestos sobre las ventas (teniendo en cuenta ciertas restricciones constitucionales), no existen definiciones a nivel nacional para bienes y servicios digitales en los Estados Unidos.

Algunos estados se adhieren a las definiciones desarrolladas por el Acuerdo simplificado de impuestos sobre las ventas y el uso – SST, que se creó para simplificar y modernizar la administración de los impuestos sobre las ventas y el uso, reduciendo la carga del cumplimiento. Desafortunadamente, los 24 estados miembros no están obligados a adoptar esas definiciones y no todos lo hacen.

Algunos estados han creado sus propias leyes para abordar la tributación de varios productos y servicios digitales. Por ejemplo, algunos tratan los servicios electrónicos como telecomunicaciones en lugar de bienes tangibles.

Por último, algunos estados no definen específicamente los bienes o servicios digitales en su código fiscal, lo que deja su tributación abierta a la interpretación.

Juan Frers  es abogado y contador auditor por la Universidad de Buenos Aires – UBA. Profesor de la Universidad de Buenos Aires, profesor invitado Universidad de Chile, profesor invitado Universidad de Santiago de Chile. CEO en Worldwide TaxNet Ltd, asociado de la firma Moore global Argentina.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close