Al aireTILT

Proptech: La evolución inmobiliaria

"No por el sólo uso de una herramienta tecnológicas que realice una empresa debe catalogarse como “Proptech”, ya que, para cumplir con dicha categoría, radica necesariamente en que su modelo de negocios y la manera en la cual ofrecen sus servicios, posean un claro fundamento y enfoque tecnológico, siendo innovadores y disruptivos en cuanto a su propuesta para el mercado".

Por Milton Maureira *

“Los seres humanos tendemos a sobrestimar los efectos de una nueva tecnología en el corto plazo, mientras que subestimamos su efecto a largo plazo”. Ley de Amara

Quisiera en primer lugar explicarles que nos encontramos frente a un nuevo paradigma bajo el cual se desenvuelve el mundo de hoy, identificándolo bajo las siguientes categorías:

  • Nueva Tecnología: Está desarrollándose una constante transformación digital que abarca un gran número de áreas de conocimientos e industrias, por lo que, ámbitos inmobiliarios y jurídicos – con bastante tradicionalidad – no han sido la excepción.
  • Nueva Demografía: En la que durante los últimos años es posible apreciar cambios en la estructura demográfica (invirtiéndose la pirámide poblacional), y en donde hay generaciones que están teniendo una mayor participación en la fuerza de compra junto con la aparición e integración tribal de nuevos segmentos de mercado (Ej.: millenials, centenials, etc).
  • Nueva Empresa: En la que han surgido nuevos modelos de negocios y estructuras organizacionales que buscan automatizar procesos, entregar soluciones rápidas, desenvolverse en un ambiente altamente tecnológico y crear una nueva cultura empresarial (v.gr. Culture eats strategy for breakfast).
  • Nuevos Medios: Los que están relacionados con las nuevas tribus de mercado y así comprender de qué manera están consumiendo y qué tan extraordinaria es su experiencia. Los medios digitales – en especial las redes sociales – cumplen un rol esencial en este proceso.
  • Nueva Economía: En dónde la era actual de los negocios está bajo una realidad mediática que ha provocado una nueva configuración de los mercados.

De esta manera y bajo este contexto, hoy ya no basta con ser buenos o con ser los mejores, sino que hay un deber en ser radicalmente extraordinarios, por lo que este nuevo fenómeno se identifica -y parafraseo aquí al autor Carlos Muñoz de 4S- bajo el concepto de:  RADI – CALIDAD DISRUPTIVA, el cual forma parte esencial de lo que hoy en día se conoce como la 5ª era de los negocios. 

Pero, para entender de mejor manera este nuevo concepto y esta última era del cual les hablo, debemos remontarnos en la siguiente línea de tiempo en la que:

Milton Maureira

1º Era de Disponibilidad: En donde los negocios se impulsaban con un producto o servicio que simplemente no existía para ese entonces. Las ofertas al ser únicas, transforman la cosmovisión del mercado en monopólica y de control.

2º Era de Costo: En el que el producto se percibe como un “commodity” y, por ende, el consumidor elige en función de quién le ofrece el mejor precio.

3º Era de Calidad: Aquí los productos ganadores son aquellos que poseen la calidad más alta, consecuencia directa de la guerra de precios y la baja calidad de los productos generada por los competidores en la era anterior.

4º Era de Diferenciación: En la que cada marca está encasillada en una categoría, un segmento específico, controlando la publicidad de su nicho e imponiendo barreras de entradas para nuevos competidores. Las diferencias marginales de cada uno de los productos es su elemento diferenciador o “valor agregado”, dividiendo así al mercado y sin existir un liderazgo claro por parte de las empresas.

Entonces, bajo el fenómeno de esta 5ª era de RADI – CALIDAD DISRUPTIVA, podemos identificar algunas normas que, tanto las empresas como profesionales, deberíamos tener en cuenta para alcanzar este nuevo nivel:

Esta nueva era ya no respeta legados históricos, por lo que la HISTORIA de una empresa ya no es un factor determinante, volviéndose en algunas ocasiones en un elemento trivial y cotidiano.

Si no se sorprende a todo el mundo, entonces la información desaparece en la masa gris de contenidos. Está la ratio constante entre la SORPRESA y el fenómeno sociocultural de INFOXICACIÓN.

Olvidar la publicidad y el modelo de la fábrica de contenidos que adoctrina a la gente porque ya no funcionan. Ahora hay nuevas redes de audiencia, influencers, líderes de opinión en los cuales cada uno de ellos pertenece a una o a un grupo de TRIBUS específicas.

La TECNOLOGÍA se constituye en una aliada estratégica para todas y cada una de las etapas del negocio.

El origen de la radi-calidad disruptiva está en que no sólo se piensa en productos innovadores, sino que se regenera la organización desde su modelo de negocio y la forma en que entregan valor. Por lo que estamos frente a una NUEVA IDENTIDAD.

Se privilegia el crecimiento sobre la rentabilidad. La organización debe ser exponencial y agresiva, prefigurando así una ESCABILIDAD.

Ya no sólo hay clientes, sino que hoy en día es posible identificar a los denominados FANS DE LA MARCA. Los productos o empresas se vuelven poderosos en extremo con un grupo central de súper usuarios.

Los productos surgen de un proceso de innovación continúo basado en experimentos controlados pero constantes. Las nuevas organizaciones, emprendimientos, y en general, el surgimiento de las empresas de esta era son verdaderos LABORATORIOS.

Se abandona la idea de adoptar una visión netamente capitalista para mejor adoptar un propósito, el cual se transforma en el HILO CONDUCTOR y constituye el fuste de nuevas prácticas organizacionales y un compromiso intrínseco de trabajo con sus colaboradores.

10º La responsabilidad social y la contribución al mejoramiento de las condiciones sociales y ambientales forma parte del NUEVO ADN empresarial.

Entonces, a través de esta breve introducción con la cual busco que comprendan de una manera más precisa el escenario en el cual estamos posicionados, no puedo dejar de mencionar que el ámbito inmobiliario, también se ha visto enormemente influenciado por esta 5ª era de los negocios.

Cabe señalar cómo reflexión, que el Real Estate entendiéndola como industria y pilar determinante para la economía, fusiona en sí distintas áreas como lo son, construcción, financiera, legal, pero por, sobre todo, las necesidades básicas de todo ser humano: la vivienda. Surge así de lógica consecuencia la premisa de que la tecnología nos facilita la integración de todos estos ámbitos, permitiendo un trabajo más eficiente, más rápido y reduciendo los procesos que a veces son verdaderos cuellos de botella en la organización.

Estamos ante un nuevo contexto histórico y socioeconómico, gatillado principalmente por la transformación digital.

Es así entonces que durante las últimas décadas se ha venido desarrollando el concepto de PROPTECH. Por tanto, ahora cabe la pregunta del millón: ¿Qué es Proptech?

Proptech se define como aquel conjunto y segmentos de empresas que participan activamente en la industria inmobiliaria con un fundamento intrínsecamente tecnológico. Por ende, su valor agregado radica en que tienen la capacidad para entregar servicios y/o solucionar problemáticas en el ramo inmobiliario, por medio de la utilización de diversas plataformas, herramientas y aplicaciones digitales.

Ahora bien, es posible realizar una clasificación de las principales categorías bajo las cuales se identifican las empresas Proptech y que son:

  • Plataformas de publicación de inmuebles o también conocidos como “Marketplace Inmobiliarios” en donde cada vez se otorga una información más detallada tanto de los bienes raíces publicados, como también, las características de las zonas en las que se encuentran.
  • Utilización de Big Data, I.A & Machine Learning para la elaboración de Estudios de Mercado que permitan identificar, por ejemplo, nuevas tendencias, nuevos hábitos de consumo y nichos de mercado.
  • Domótica la cual no es más que el conjunto de técnicas y herramientas tecnológicas orientadas para automatizar una vivienda en aspectos tales como seguridad, gestión de energía, bienestar, entre otras.
  • Property Management Software (PMS) que son aquellos sistemas informáticos que facilitan y apoyan la administración de inmuebles, principalmente de Hoteles, en cuanto a la automatización de trabajos y gestiones.
  • Nuevos Sistemas de Inversión, como lo son el Crowdfunding y la Tokenización de activos inmobiliarios por medio de plataformas Blockchain.
  • Diseño y estructuración de Realidad Virtual y Aumentada para la comercialización de inmuebles.
  • Desarrollo de plataformas que facilitan Préstamos Hipotecarios, lo cual tiene puntos de contactos con la industria Fintech.

Sin perjuicio de lo anterior, hay que hacer hincapié en que, no por el sólo uso de una herramienta tecnológicas que realice una empresa debe catalogarse como “Proptech”, ya que, para cumplir con dicha categoría, radica necesariamente en que su modelo de negocios y la manera en la cual ofrecen sus servicios, posean un claro fundamento y enfoque tecnológico, siendo innovadores y disruptivos en cuanto a su propuesta para el mercado. Un ejemplo claro en este punto es lo que ha hecho la empresa Airbnb, en donde – cómo todos sabemos – conecta a usuarios en todo el mundo que están en la búsqueda de alquilar o arrendar una propiedad con aquellos usuarios que están dispuestos a ofrecerla. Así también y como dato adicional, es lo que está haciendo Amazon en donde hoy en día ya es posible comprar un inmueble a través de su plataforma.

* Milton Maureira es abogado, Socio Regional Chile de 4S Real Estate Foresight y Head of Legal Innovation de Legaltechies.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close