ActualidadJurisprudenciaNoticias

Formalizan a primer imputado por el delito de corrupción entre particulares

Empleado habría recibido una serie de pagos de parte de uno de los proveedores de transporte, con el propósito de favorecer la contratación de sus servicios por sobre los del resto de los contratistas.

A mediados del año 2019 Cervecería ABInBev (ex Cervecería Chile) detectó que uno de sus empleados -cuyo cargo era Supervisor de Distribución- había recibido una serie de pagos de parte de uno de los proveedores de transporte, con el propósito de favorecer la contratación de sus servicios por sobre los del resto de los contratistas que ofrecían a ABInBev este mismo servicio.

Como consecuencia de lo anterior Cervecería ABInBev, asesorada por el estudio Merino y Cía. Abogados, interpuso una denuncia ante la Fiscalía Metropolitana Centro Norte por el delito de corrupción entre particulares, ilícito previsto en el artículo 287 bis -y 287 ter- del Código Penal, que sanciona con una pena de hasta tres años de cárcel al empleado o mandatario que aceptare o solicitare recibir un beneficio económico o de otra naturaleza, para sí o un tercero, para favorecer o haber favorecido en el ejercicio de sus laborales la contratación con un oferente sobre otro.

En el mes de agosto de este año el Fiscal Ezio Braghetto, de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, solicitó al Segundo Juzgado de Garantía que se fije una audiencia para formalizar al Supervisor de Distribución por su participación en calidad de autor del delito de corrupción entre particulares.

Este delito -que busca proteger la competencia- fue incorporado al Código Penal en el mes de noviembre del año 2018 a través de la ley 21.121, ley que modificó el Código Penal y que estableció una serie de normas para la prevención, detección y persecución de la corrupción en Chile, tanto en el ámbito público como privado. Este caso sería la primera formalización a nivel nacional por este delito, según detallan del estudio jurídico Merino y Cía Abogados.

“La denuncia y persecución penal de este tipo de conductas anticompetitivas, contribuye a generar una cultura empresarial comprometida con la ética, elemento que resulta esencial para el buen funcionamiento de la economía. Si bien el delito de corrupción entre particulares (o soborno entre privados) es relativamente nuevo en Chile, en otras legislaciones penales ha tenido una extensa aplicación, constituyendo una herramienta muy importante para combatir la corrupción en el ámbito privado”, señala el socio de Merino y Cía, Eugenio Merino.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close