Columnas

Impuestos y políticos

"Hemos tenido dos grandes reformas tributarias (2014 y 2020) que han terminado siendo negociadas por un grupo de políticos y congresistas con resultados francamente malos...por eso comparto plenamente la opinión del profesor Rosenbloom, cuando señala que los políticos deben dejar de hacer leyes tributarias y dejárselas a los expertos".

Por Rodrigo Rojas P. *

El colega H. David Rosenbloom, Director del Programa de Tributación Internacional de la Universidad de Nueva York, uno de los 5 expertos internacionales que el Ministerio de Hacienda de Colombia designó en el año 2020 para hacer el estudio de los beneficios tributarios vigentes en el sistema tributario de ese país1Comisión de Expertos en Beneficios Tributarios integrada por Harry David Rosenbloom, director del Programa de Tributación Internacional en la Universidad de Nueva York; Pascal Francois Dominique Saint-Amans, director del Centro para la Política de Impuesto y Administración de la OCDE; Kent Andrew Smetters, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Pennsylvania; Brian Arnold, profesor de Derecho Tributario en la Universidad de Waterloo; y Jeffery Owens, economista y abogado., dijo en una entrevista: “Se necesita un cambio que debe ser hecho por gente que conoce del tema, no por los políticos, porque así el país va a terminar en un lugar muy malo”2https://www-semana-com.cdn.ampproject.org/c/s/www.semana.com/amp/economia/macroeconomia/articulo/impuestos-no-deben-seguir-en-manos-de-los-politicos-david-rosenbloom/202100/.

Al leer dicha entrevista no pude sino concordar absolutamente con dicha aseveración, pues en el caso chileno ha pasado precisamente lo mismo.

Rodrigo Rojas P.

Hemos tenido dos grandes reformas tributarias (2014 y 2020) que han terminado siendo negociadas por un grupo de políticos y congresistas con resultados francamente malos. La primera de ellas fue conocida como la cocina, pues fue concluida en la casa de un político con la presencia de ministros, senadores y empresarios. Uno de los negociadores terminó señalando muy orgulloso en una entrevista, que se sentía como: “chef de cocina, no cocinero, por lo que se logró”. Su resultado fue tan malo que tuvo que ser complementada con otra ley a los pocos meses de su entrada en vigor. Uno de sus malos resultados fue la desnaturalización de la Norma General Antielusiva (NGA), que quedó reducida a un procedimiento que en 6 años no ha sido aplicado nunca.

La última de las reformas también fue negociada entre Ignacio Briones, en ese momento Ministro de Hacienda, y unos pocos senadores miembros de la Comisión de Hacienda del Senado, que modificaron sustancialmente lo aprobado en la Cámara de Diputados, donde se había discutido por muchos meses. Esta nueva cocina -casi con los mismos actores- repuso el régimen semi-integrado, mantuvo la NGA tal como estaba y no corrigió otras normas que habían sido discutidas en la Cámara baja.

Los resultados de esta última reforma se comenzarán a ver en las próximas semanas cuando se ponga en marcha la Operación Renta 2021, sin perjuicio de las otras tantas  modificaciones incorporadas en la Ley del IVA, Código Tributario así como en otras leyes tributarias, además de la creación de la Defensoría del Contribuyente (DEDECON).

A todo esto debe sumarse el resultado del Informe de la Comisión Tributaria para el Crecimiento y la Equidad, formada por el ya mencionado Ministro de Hacienda señor Briones. Esta comisión, cuya creación fue criticada por el suscrito, entregó su informe en el mes de enero de 2021 y estuvo conformada por 18 economistas, no considerando la participación de abogados especialistas y contadores auditores,.

Como la han comentado diversos especialistas3https://www.pwc.com/cl/es/prensa/prensa/2021/Eliminar-exenciones-tributarias-y-gravar-servicios-con-el-IVA.html, el resultado de este informe resulta muy deficiente, pues carece de rigor técnico, no considera los efectos de las medidas propuestas y no está acompañado de cifras que permitan analizar el impacto en la recaudación final, objetivo central del informe.

Lo que me seguirá preocupando es que la mencionada Comisión de expertos seguirá trabajando en “bosquejar una hoja de ruta para futuras reformas en materia tributaria”, como señaló Briones dando la partida al trabajo del grupo de economistas.

Por eso escribía al comienzo que comparto plenamente la opinión del profesor Rosenbloom, cuando señala que los políticos deben dejar de hacer leyes tributarias y dejárselas a los expertos.

Afortunadamente hay expertos de verdad trabajando en los temas centrales de lo que debería ser un sistema tributario para Chile, que aborde no solo el tema de las exenciones sino muchos otros, casi más importantes que este.

Lo mismo debería ocurrir en la Convención Constituyente cuando al tratar los temas constitucionales tributarios, los constituyentes se asesoren con expertos y no solo con la voz de la ciudadanía o de los políticos.

Rodrigo Rojas P. es abogado, socio de Abdala y Cía. Profesor de Derecho Tributario de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, fue Secretario Académico del Magíster en Derecho Tributario de esa misma Facultad. Anteriormente fue Director de Postgrados de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibañéz y Director del Magíster en Derecho de los Negocios de la misma casa de estudios.

Rodrigo Rojas

Abogado de la Universidad de Chile, especialista en contratación tecnológica. Participó en el Comité Legal de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información. Fue profesor en el Magíster de Derecho Tributario de esa Facultad. Hoy es socio de Abdala y Cía.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close