ActualidadDestacadoNoticias

Biblioteca del Congreso Nacional: cómo se convirtió en un referente digital de la ley

Trabajan 231 personas entre Santiago y Valparaíso, tuvieron 34.563.048 páginas vistas durante 2017 en los sitios dependientes del departamento de servicios legislativos y documentales. Su sección estrella, LeyChile, tiene 65.000 visitas diarias. Ahora buscan la oficialidad.

Cuentan en el piso 3 del edifico del Congreso, a modo de anécdota, que con el último gran incendio de Valparaíso todos los servicios estaban caídos… menos Ley Chile.

Abogados y no abogados, todo aquel que tiene acceso a internet y quiere consultar una ley llega a esa sección de la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN). Allen Guerra es el coordinador: con él trabajan 13 personas, que son las encargadas de mantener actualizado el sitio web, de modo que siempre esté al día con la normas jurídicas publicadas, que ya suman más de 325 mil.

La iniciativa nació como demanda de la comunidad parlamentaria y la base de datos que utiliza —explican desde la entidad— tiene sus orígenes en la primera mitad del siglo XX, cuando se usaban ficheros organizados. Desde ahí también se constituyó la Editorial Jurídica de Chile.

En 1985 se formó el primer banco de datos jurídico de leyes para uso parlamentario, en un servidor propio, en red dentro de la BCN. En 1998, internet de por medio, se subieron las normas en formato PDF a la web, pero al día siguiente el sitio colapsó y hubo que generar nuevas estructuras. En 2005 crearon una nueva plataforma, la actual “Ley Chile”, lo que exigió un levantamiento de requerimientos para que fueran recogidos por el sistema. El proyecto vio la luz en 2009.

Rodrigo Obrador (izq), Jefe del Departamento Servicios Legislativos y Documentales, junto a Allen Guerra (der), Coordinador Ley Chile

El sistema —universal, gratuito y continuo— tiene por objeto “contribuir al conocimiento democratizando la información”. Su fuente principal de contenido es el Diario Oficial, organismo con el cual tiene un convenio y se publican normas originales, actualizadas, intermedias y futuras. En este último caso, el archivo se actualiza automáticamente al cumplir la fecha dispuesta por cada ley.

En cuanto a sus procesos, informan, se utiliza el protocolo HTTPS de seguridad e información. Asimismo, el ingreso de información, actualización, integración y respuesta de consultas son actividades que se sujeta a la norma ISO 9001-2008. En estos minutos están implementando la norma 2015. El control de calidad interno es calificado desde BCN como “riguroso”, con un cumplimiento ISO de 99% y con una tasa de reclamos del 0,2% sobre una base de más de 10 mil normas al año.

¿Cómo se organizan? Una persona planifica y hace la derivación a funcionarios que ingresen la norma. Dependiendo de su área de conocimiento, esa persona ingresa la información, que le llega a otro analista que genera un control de calidad preventivo, paso de responsabilidad exclusiva de abogados y que no genera cambios, sino que sólo detecta posibles errores. Luego el documento es devuelto al documento al analista inicial para su corrección o publicación. La norma no se hace pública si no ha cumplido con todos los rangos de control.

La organización

Manuel Alfonso Pérez Guíñez es el Director de la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile desde el 1 de enero de 2013, tiene como autoridad superior a la Honorable Comisión de Biblioteca, integrada los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados —asesorados por sus secretarios generales—, en la que participa en calidad de secretario. En el organigrama interno lo secunda Felipe Vicencio Eyzaguirre, Director Adjunto.

Posee 3 funciones principales: asesorar parlamentarios (documentación neutral); el propio de las bibliotecas (uso de bases de datos y manejo del catálogo); y proveer servicios legales y documentales de jurisprudencia y legislación.

El trabajo lo organizan en 5 departamentos: Sistemas y Servicios de Información en Red; Administración y Finanzas; Producción de Recursos de Información; Estudios, Extensión y Publicaciones; y el Departamento de Servicios Legislativos y Documentales.

El contenido jurídico de los servicios web de la página www.bcn.cl depende del Departamento de Servicios Legislativos y Documentales cuyo jefe de departamento es Rodrigo Obrador. Trabajan en él un equipo de 37 personas, profesionales, en su mayoría abogados, pero complementados con periodistas, cientistas políticos, historiadores, bibliotecólogos y sociólogos.

 

Organigrama BCN
Organigrama Biblioteca del Congreso Nacional

 

Servicios Legislativos y Documentales

Páginas vistas durante el año 2017 en www.bcn.cl Fuente: Google Analytics

Del departamento que encabeza Obrador, dependen las secciones:

– Historia de la Ley y labor parlamentaria: Utiliza un sistema de gestión llamado “xml legislativo”, inventado por Mónica Palmirani, de la Universidad de Bolonia, Italia, quien vino y asesoró el marcaje de la información jurídica para su representación y organización. Toda documentación está etiquetada de modo tal que el sistema la reconoce y da respuesta inmediata.

– Difusión de contenidos legislativos: Principalmente tiene 2 hitos anuales, que son la elaboración de una guía con contenidos de formación cívica ciudadana, para lograr mayor participación del ejercicio democrático; y el “Torneo Delibera”, que es un encuentro interescolar en convenio con universidades, donde alumnos de colegios compiten regionalmente con iniciativas juveniles como proyectos de ley; además, de esta sección depende LeyFácil programa cuyo fin es acercar la ley a la comunidad, que responde en un lenguaje sencillo y en distintos formatos los principales contenidos de distintas leyes. Hay guías en lenguas originarias, creole, en formato de audio y tipo radioteatro.

– Historia y política legislativa: Cuenta la historia de Chile desde 1811, con énfasis en lo parlamentario. Posee 3.900 fichas biográficas, entrevistas, afiches, caricaturas políticas, que apuntan al porqué, a las causas de cómo llegamos a distintos cuerpos normativos.

– Portal parlamentario: Otorga acceso a los documentos elaborados por la BCN como parte de su función de apoyo al trabajo parlamentario, elaborados a solicitud de ellos, buscan contribuir a la certeza del actuar legislativo, disminuir la brecha de disponibilidad de información y análisis entre los poderes Legislativo y Ejecutivo, y respaldar el protagonismo internacional del Congreso en los foros inter-parlamentarios. No son documentos académicos y se enmarcan en criterios de validez, confiabilidad y neutralidad política.

– LeyChile: Es la sección estrella de la página web con 65.000 visitas diarias y 29.291.852 vistas durante el año 2017, posicionándose así como el principal referente al momento de buscar normas legales.

Oficialidad

Equipo Ley Chile, Biblioteca del Congreso Nacional, Valparaíso.

Uno de los próximos pasos que dará la BCN será subir los textos legales con su respectivas firmas electrónicas como forma de garantizar la integridad del texto. Lo anterior era uno de los requisitos que les pedía el proyecto de ley, Mensaje Nº 192-361, enviado por Sebastián Piñera el 9 de Septiembre de 2013, buscando la disolución de la Editorial Jurídica de Chile, estableciendo normas para su liquidación, y que a la biblioteca del Congreso le otorgaba la oficialidad de las normas.

El mismo Senado, entonces presidido por Camilo Escalona, a través del oficio Nº 148/SEC/13 del 13 de marzo de 2013, le había solicitado al Presidente Piñera acorde al Boletín N° S 1.559-12, enviara a tramitación legislativa el proyecto de ley ya comentado.

El Senado había acordado: “a) Disponga la disolución de la Editorial Jurídica de Chile, estableciendo una comisión liquidadora encargada del proceso de liquidación y cierre de dicha entidad, y regulando el destino de sus bienes y los efectos legales que procedan; b) Confiera a la Biblioteca del Congreso Nacional la facultad, en carácter de exclusiva, de editar y publicar en formato digital los textos oficiales de los Códigos de la República, manteniendo los procesos actualmente vigentes para esa edición. Asimismo, que disponga que los textos que publique la BCN en formato digital sean puestos a disposición de los usuarios de manera gratuita en la base de datos Ley Chile, facilitando el acceso de todos los habitantes del país a las fuentes legales oficiales”.

Cinco años después, nuevamente con Sebastián Piñera como Presidente, en la Biblioteca del Congreso Nacional esperan ansiosos la oficialidad y esperan que esta vez no vaya unida a la disolución de la Editorial Jurídica de Chile.

 

César Contreras Manzor

Periodista EstadoDiario

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Revisa también

Close
Close
Close