Al aireTILT

Más allá del Derecho Tradicional

"Abogados y diseñadores trabajamos juntos para crear una experiencia legal integral centrada en el usuario y alineada con sus intereses. A través del diseño legal, se genera una nueva era de usabilidad, entendimiento y sistemas legales más amigables con el usuario".

Por Marianne Pollock *

El design thinking es el método mediante el cuál se integran conocimientos de diseño e innovación a otras disciplinas, con el fin de resolver las necesidades de las personas de manera creativa.

Como ya adelantamos en una nota compartida con ustedes en este mismo medio, a partir de este planteamiento podemos preguntarnos, ¿debiese la cultura jurídica seguir funcionando como lo ha hecho siempre? ¿Qué impacto tendría la unión de dos mundos tan distintos como los son el derecho y el diseño? Es un hecho que más allá las prácticas de los abogados tradicionales y que ya todos conocemos, existe un universo de posibilidades que dan como resultado un sistema legal más amigable, entendible, eficiente y manejable en beneficio de los usuarios. Esta revolución jurídica llamada Legal Design, tiene como objetivo generar un cambio positivo en la forma de ofrecer y prestar servicios legales.

Marianne Pollock

Hoy, abogados y diseñadores trabajamos juntos para crear una experiencia legal integral centrada en el usuario y alineada con sus intereses. A través del diseño legal, se genera una nueva era de usabilidad, entendimiento y sistemas legales más amigables con el usuario.

A continuación, detallamos algunas de las principales razones para poner en práctica la disciplina del Legal Design:

  1. Un equipo multidisciplinario genera soluciones innovadoras y resuelve problemas del sector legal de manera integral, con respuestas más prácticas y visualmente más atractivas.
  2. El traspaso de la información legal compleja, ahora se transmite de una manera más clara con el fin de mejorar la comunicación y la experiencia del usuario.
  3. Los servicios legales se desarrollan de manera más rápida y efectiva.
  4. Al ofrecer un servicio ajustado a las necesidades del usuario, creamos una relación positiva y un vínculo sólido.

Como conclusión podemos afirmar que, a través de la aplicación del diseño, se puede lograr que el mundo de los servicios y las prácticas legales sean verdaderamente más entendibles, más eficientes y más amigables con el usuario, generando un impacto positivo en la experiencia de contratar servicios legales.

Marianne Pollock es Legal Designer en Grupo Wolf y diseñadora gráfica de profesión.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close