Al aire

Nueva ley de migración y extranjería

"El cambio más relevante será que aquellos extranjeros que deseen viajar a Chile para establecerse en nuestro país por un tiempo limitado deberán contar con un permiso de residencia temporal. Esto incluye a todos los extranjeros que ingresen a Chile para desarrollar actividades lícitas remuneradas, por cuenta propia o bajo relación de subordinación y dependencia. En definitiva, se elimina la opción de viajar a Chile con una visa de turista para luego, una vez en el país, solicitar su cambio por una visa sujeta a contrato de trabajo".

Por Camila Torres *

Durante los últimos días se han generado distintas reacciones por la promulgación de la nueva ley de migración y extranjería. Efectivamente, esta materia puede ser controvertida dependiendo de las diversas perspectivas políticas, sociales o culturales. Sin embargo, desde un punto de vista estrictamente legal, ¿cuáles son los principales cambios de esta ley?

Sin duda, el cambio más relevante será que aquellos extranjeros que deseen viajar a Chile para establecerse en nuestro país por un tiempo limitado deberán contar con un permiso de residencia temporal. Esto incluye a todos los extranjeros que ingresen a Chile para desarrollar actividades lícitas remuneradas, por cuenta propia o bajo relación de subordinación y dependencia. En definitiva, se elimina la opción de viajar a Chile con una visa de turista para luego, una vez en el país, solicitar su cambio por una visa sujeta a contrato de trabajo. Lo anterior debido a que la nueva ley establece expresamente que quienes cuenten con un permiso de permanencia transitoria para fines de recreo no podrán realizar actividades remuneradas.

camila

Otra modificación sustancial será la responsabilidad de los consulados en los procedimientos que permitirán obtener estos permisos. La nueva ley de migración y extranjería dispone que las personas que postulen a un permiso de residencia temporal desde el extranjero podrán hacerlo de manera remota, por vías telemáticas, sin embargo, los consulados chilenos podrían solicitar antecedentes adicionales, incluyendo entrevistas personales con los interesados.

Además, otro cambio que provocará consecuencias prácticas será la creación del Servicio Nacional de Migraciones, con sus respectivas direcciones regionales. Dicho organismo será el encargado de resolver el otorgamiento, prórroga, rechazo y revocación de los permisos de residencia y permanencia.

Finalmente, la nueva ley de migración y extranjería establece que la expulsión de una persona extranjera podrá ser decretada por una resolución fundada de la autoridad administrativa correspondiente. Una de las causales para implementar esta medida será el encontrarse en Chile no obstante haber vencido el permiso de permanencia transitoria. Efectivamente, la nueva normativa señala que la condición migratoria irregular no es constitutiva de delito, y por tanto, su sanción no será una facultad exclusiva de los Tribunales de Justicia. En consecuencia, los procesos de expulsión del país deberían llevarse a cabo de forma más expedita.

Por el momento, la vigencia de esta nueva ley de migración y extranjería está condicionada a la dictación del Reglamento de Migraciones por parte del Ministerio del Interior, dentro del plazo de un año desde la publicación de la ley en el Diario Oficial.

Camila Torres Medina es abogada laboral del estudio Arteaga Gorziglia.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Revisa también

Close
Close
Close