Bitácora

Lanzan Irene, Regtech chilena

Contraloría Privada y Solem se unen para la creación de este servicio de Reg&Tech, focalizado en una primera etapa en el mercado financiero.

Contraloría Privada y Solem han alcanzado un importante acuerdo comercial basado en la creación de un servicio de Reg&Tech focalizado en una primera etapa en el mercado financiero, y busca apoyar a las diversas instituciones, tales como bancos, compañías de seguros, cooperativas y cajas de compensación, y a sus respectivos clientes, en las áreas de productos hipotecarios, créditos de consumo y portabilidad financiera entre otros, para el ámbito legal.

El nombre de esta iniciativa de innovación tecnológica – legal, está inspirado en Irene Bergman, quien dedicó la mayor parte de sus 101 años de vida al mercado financiero norteamericano como bróker en Wall Street, transformándose en un ícono de la industria financiera.

Para Damián Azócar, Gerente de Operaciones de Irene, su lanzamiento “responde a un problema habitual entre los usuarios del sistema financiero, que consiste en el excesivo tiempo de tramitación en los múltiples requerimientos financieros (tales como créditos hipotecarios, de consumo, o portabilidad) ello es producido por el desconocimiento de las diversas etapas legales, de los documentos requeridos y del estado del proceso. Por lo tanto, buscamos ayudar a los clientes y a las instituciones financieras con un proceso trazable, etapas legales definidas, y una gestión documental y de asesorías de abogados expertos”.

Para sus creadores,  Irene® representa la unión perfecta de regulación y tecnología aplicada al ámbito financiero, expresada a través de cuatro vertientes: Irene Ordena y Cumple, con un mayor enfoque B2B en la tecnología de apoyo a la trazabilidad de los procesos legales de nuestros clientes; e Irene Asesora y Gestiona, que tienen un sello eminentemente legal de apoyo a los consumidores finales. 

“IRENE ya está operativo, actualmente nos encontramos en una ronda de reuniones con las distintas entidades financieras para comenzar a prestar servicios en las diversas zonas y sucursales de instituciones financieras. Además, pretendemos extender el servicio a otras operaciones de las distintas empresas reguladas en el sector bancario y financiero”, señala Azócar.

La sinergia de Contraloría Privada y Solem ha permitido sumar el conocimiento de la regulación y la tecnología por medio de una interrelación expresada en sus dos funciones fundamentales: transformación digital y la asesoría jurídica especializada.

Pueden ver más información en https://www.contraloriaprivada.com/irene.html

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close