LegislaciónNoticias

Modernizar el sistema tributario: expertos analizan el proyecto de ley

Que se baja el impuesto a las tasas más altas; que se flexibiliza una norma obsoleta y rígida; y que se aclara el concepto de elusión son algunas de las observaciones.

El texto del proyecto de ley de reforma tributaria, compuesto por casi 300 páginas, enfatiza los objetivos de modernizar el sistema impositivo chileno. Dentro de las medidas que pretende desarrollar destaca la disminución de la tasa de impuestos para las Pymes, el fortalecimiento de las normas para combatir la evasión y la elusión, la creación de una Defensoría del Contribuyente que fiscalice actos arbitrarios o abusivos, y la modernización de las normas de tributación internacional que rigen actualmente, con el fin de atraer y fomentar la inversión extranjera.

Al respecto, el Ministro Felipe Larraín señaló que la iniciativa se enfoca en las mipymes, siendo esta iniciativa la que ha puesto un mayor énfasis en esta materia, en la historia tributaria del país. “Esto contempla una reducción de impuestos para muchas pymes; de hecho, las 150 mil o las que corresponda que están en régimen semi integrado, tienen acceso a esta tasa de 25%, por lo tanto tienen acceso pyme que cae del 27% al 25%”, aseveró a La Tercera.

Además, según consigna el medio, ante el cuestionamiento de reformar el trabajo que realizó el gobierno anterior en esta materia, Larraín reiteró que el proyecto de Modernización Tributaria que el gobierno ingresado —hace una semana atrás —no es una reforma a la reforma que implementó la administración de Michelle Bachelet.

Normas anacrónicas

Una vez ingresada la iniciativa al Congreso, expertos y especialistas tributarios dieron a conocer su visión respecto de las diversas medidas que pretenden modernizar el sistema vigente.

Ignacio Gepp, director de Puente Sur Tax Advisory y especialista en tributación local e internacional, precios de transferencia e inversión extranjera, comenta que la reforma está bien encaminada y pone énfasis en aspectos cruciales como la actualización a la norma, activos fijos y la reactualización de las relaciones del Servicio de Impuestos Internos. “Las normas que tenemos sobre deducción de gastos son anacrónicas y no dicen relación con la realidad del negocio. Lo que hace esta reforma es tomar esa norma obsoleta y rígida para adaptarla a una realidad flexible que se valora muchísimo hoy en día”, señala.

Paris Norambuena, especialista en tributación y economía digital, también concuerda en que la reforma evidencia un esfuerzo por sistematizar y armonizar ciertos procesos. Sin embargo, destaca un punto negativo: ”Esta reforma no se hace cargo en ningún sentido de corregir la brecha social que existe en nuestro país”.

Según Norambuena, la iniciativa de modernizar el actual sistema tributario que plantea el gobierno desconoce que esta política fiscal puede corregir distorsiones sociales, como por ejemplo, la mala distribución de las riquezas. “Si decidimos seguir directrices OCDE en cuanto a ciertos impuestos corporativos o cargas tributarias, no deberíamos desconocer que Chile tiene un paupérrimo desempeño a nivel de desigualdad en la organización y también en la región”, dice.

Por otra parte, Rodrigo Rojas, socio de Abdala y Cía. y especialista en contratación tecnológica, afirma que otro de los puntos destacables es el que modifica el concepto de gasto necesario de la ley de la renta. “Esta es una materia extremadamente importante porque el concepto de gasto necesario ha sido interpretado con el SII de una forma extremadamente restrictiva”, afirma.

Rojas también enfatiza en las mejoras, aclaraciones y alcances que se harán en materia antielusiva: “La mayoría de los abogados estamos contentos”.

Cristóbal Cibie, abogado tributario —actualmente trabajando en EY, Estados Unidos— comenta que la reforma evidencia un intento por simplificar el sistema de créditos fiscales por impuestos extranjeros, pero plantea que es una mejora a lo que ya existe. “En el resto de la OCDE, casi el 90% ocupa un sistema de exención. Yo no se por qué chile no a querido dar ese paso, pero es algo que quedó pendiente”.

Sobre organizaciones internacionales, Cibie estima que se ha dado un reconocimiento legal a las fusiones transfronterizas: “Me parece muy positivo que haya un cuerpo legal que los reconozca. Pero, por otro lado, creo que el congreso va a tener el deber de revisar cuales son los efectos de estas fusiones y si se pueden ocupar siempre”.

Finalmente, Hugo Catalán, contador y socio de CEIR Consultores plantea que uno de los aspectos fundamentales y que se venía anticipando hace algún tiempo es la baja del impuesto a las rentas más altas de Chile.

Durante el gobierno de Michelle Bachelet, la tasa del impuesto global complementario era de un 44%. La iniciativa planteada por el gobierno propone bajarla a un 35%. “En resumen, lo que hace esta reforma con la reintegración del sistema tributario es bajar el impuesto a las tasas más altas”, afirma Catalán.

También te puede interesar:
La incierta reforma tributaria y sus efectos
video: Anuncio presidencial sobre simplificación tributaria

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close