Al aire

Bitcoin, ¿una burbuja?

"Los bancos centrales de varios países, como el caso de Venezuela y China, ya poseen monedas virtuales estables. Asimismo otros bancos centrales del mundo como  la Reserva Federal de EE. UU., el Banco Central Europeo, el Banco Nacional Suizo y el Banco de Inglaterra, están avanzando para desarrollar sus propias monedas digitales (conocidas como "monedas digitales del banco central" o CBDC)".

Por Juan Frers *

Durante el año pasado y comienzos del 2021 las monedas virtuales tuvieron rendimientos altísimos, llegando a brindar una rentabilidad de entre 800% a 1000%.

En el caso particular del Bitcoin (BTC), el precio cayó precipitadamente desde su máximo histórico de más de USD 17.000 a aproximadamente USD 3.500 a principios de 2019. Luego en 2020, una ola de interés de los principales inversores e instituciones ayudó a impulsar el precio de las monedas virtuales de USD 7.200 en enero a más de USD 29.000 el 31 de diciembre, y luego a más de USD 32.700 a principios de enero de 2021, llegando a tocar los USD 58.000 en marzo 2021.

Pero el activo digital innovador, mantenido por un enjambre descentralizado de los llamados mineros, tiene una larga historia de volatilidad. La mayoría de los inversores  esperan que algún día eventualmente la cotización sea uniforme.

La única palabra que podemos utilizar para describir dicho fenómeno del alza y bajas constantes es volatilidad, siendo el mercado cripto es el con mayor nivel de volatilidad a nivel mundial.

Para tener una idea de por qué (o tal vez cuándo) es probable una caída, vale la pena mirar hacia atrás los muchos períodos de “burbuja” de Bitcoin: se extiende cuando el precio aumentó drásticamente en un corto período de tiempo para luego caer, en la mayoría de los casos, incluso más drásticamente. 

“Burbuja” por supuesto tiene connotaciones negativas, implicando delirios populares y la locura de las multitudes. Pero existe una comprensión cada vez mayor de que las burbujas financieras también pueden ser generadas por un exceso de optimismo temporal acerca de la innovación real, que aún puede resultar rentable a largo plazo. Ejemplos de esto incluyen la British Railway Mania de la década de 1840 y la burbuja Dot-com.

Como consecuencia del impacto económico de COVID-19, los gobiernos inyectan cantidades masivas de dinero en las economías. Con inversiones como propiedades, ahorros y bonos menos atractivas, los inversores han estado buscando activos con mejores perspectivas.

El dinero ha estado fluyendo hacia activos tradicionales de “refugio seguro” como el oro, así como acciones alineadas con la economía digital. Entre las acciones más favorecidas: Apple, Microsoft, Amazon, Etsy, PayPal y Zoom. Bitcoin ofrece aspectos de ambos.

El dramático aumento en las compras en línea y los pagos sin efectivo debido a COVID-19 también ha acelerado el interés en el dinero digital.

Juan Frers

Los bancos centrales de varios países, como el caso de Venezuela y China, ya poseen monedas virtuales estables. Asimismo otros bancos centrales del mundo como  la Reserva Federal de EE. UU., el Banco Central Europeo, el Banco Nacional Suizo y el Banco de Inglaterra, están avanzando para desarrollar sus propias monedas digitales (conocidas como “monedas digitales del banco central” o CBDC). 

Las criptomonedas también se están volviendo más utilizables a través de las llamadas “monedas estables” con valores vinculados a las monedas del banco central (el dólar estadounidense y similares), así como carteras mejoradas que facilitan el intercambio de tokens.

Hay indicios de que estas tendencias convergerán. El sistema de pagos electrónicos en moneda digital de China tendrá cierto nivel de soporte para las aplicaciones de Ethereum. Paypal ya permite a los usuarios de EE. UU. comprar Bitcoin a través de sus cuentas de Paypal y habilitará los pagos de Paypal con Bitcoin el próximo año.

El análisis que debe plantearse es por un parte respecto a la volatilidad y si nos encontramos frente a un valor real de la cotización del bitcoin, y por la otra respecto a la evolución de la tecnología blockchain y finalmente cual será el real impacto de las monedas estables por parte de los bancos centrales, las cuales estarán reguladas teniendo un nivel bajo de volatilidad.

Juan Frers es abogado y contador auditor por la Universidad de Buenos Aires – UBA. Profesor de la Universidad de Buenos Aires, profesor invitado Universidad de Chile, profesor invitado Universidad de Santiago de Chile. CEO en Worldwide TaxNet Ltd, asociado de la firma Moore global Argentina.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Revisa también

Close
Close
Close