Al aire

Repensando los impuestos… una vez más

"¿Cuáles serán las medidas que se tomen para paliar esta contingencia? Probablemente cualquier política desarrollada de manera aislada caerá en la irrelevancia ante la urgencia de los inversionistas de proteger su patrimonio, y la necesidad de buscar jurisdicciones más convenientes a nivel fiscal". 

Por Ignacio Esnaola*

La crisis del Covid-19 deja en evidencia que la globalización trasciende a la libre movilidad del capital y las comunicaciones, sino que también estamos expuestos a las consecuencias de catástrofes o enfermedades que se originan a miles de kilómetros de distancia.

A pesar de ello, las políticas públicas y sociales no han alcanzado ese nivel de desarrollo, siendo en algunos casos aisladas y tomadas por cada país sin mediar lo que sucede en otras latitudes.

La variable tributaria no escapa a esta realidad, en que cada país regula e intenta recaudar de manera local, lo que ha generado distintas distorsiones a nivel mundial, sin perjuicio de la existencia de una amplia red de convenios de doble imposición internacional. 

Ignacio Esnaola

Ejemplos de tales distorsiones son, entre otros, el uso de países de baja o nula tributación (“paraísos fiscales”), la generación de sociedades pasivas en Estados de menor imposición o con mayor red de convenios de doble imposición (arbitraje fiscal), y la competencia fiscal por la inversión extranjera, que normalmente reduce la carga tributaria de los países de menor desarrollo económico.

Probablemente estos conflictos sean revisitados producto de la actual crisis humanitaria, considerando la cantidad de recursos que los Estados están invirtiendo, tanto en sus sistemas de salud, como en mantener las distintas economías a flote. La cuenta tendrá que ser pagada por los distintos actores de la sociedad, y probablemente esta factura se formalice a través nuevas políticas tributarias. 

La pregunta entonces es ¿cuáles serán las medidas que se tomen para paliar esta contingencia? Probablemente cualquier política desarrollada de manera aislada caerá en la irrelevancia ante la urgencia de los inversionistas de proteger su patrimonio, y la necesidad de buscar jurisdicciones más convenientes a nivel fiscal. 

En este escenario, se tornará necesaria la búsqueda de una mayor convergencia o armonización tributaria entre Estados, es decir, sistemas tributarios con fundamentos y políticas fiscales semejantes. Ello, bajo la esperable reflexión de que las circunstancias de los ciudadanos de distintas partes del mundo a la larga nos afectan a todos.

Esta apuesta implicará que los Estados y la comunidad internacional puedan avanzar hacia una simplificación impositiva, gravando las rentas en un momento único, esto es, no más ni menos de una vez, y se fortalezca en consecuencia el principio de la fuente, que grava las rentas y patrimonios en la jurisdicción donde se genere o se mantenga, abarcando no solo aquellas rentas corporativas, sino también a otro tipo de gravámenes. 

Lo anterior permitiría neutralizar los efectos fiscales de los paraísos fiscales, y reduciría el arbitraje fiscal, dado que la imposición se daría en la fuente en principal instancia.

Finalmente, en este escenario de crisis global, la discusión sobre la desigualdad se tornará aún más vigente, lo que incrementará la presión sobre impuestos al patrimonio, que aisladamente no han tenido importantes efectos recaudatorios hasta la fecha, pero ante una proposición común (de distintos países), se podrá convertir en un instrumento impositivo relevante y sobre el que se deberá prestar atención.

Sin duda nuestra sociedad vivirá cambios profundos y la arista tributaria será solo uno de los muchos factores a considerar, pero vale la pena analizar los nuevos escenarios y como éstos nos afectarán en nuestras actividades.

Que nadie les diga que no lo vio venir.

* Ignacio Esnaola Vidal es abogado por la Universidad de Chile, Máster en Economía Aplicada por la Universidad Autónoma de Barcelona y candidato a Doctor en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra. Actualmente es socio de Bruzzone & González Abogados y es docente de postgrado en la Pontificia Universidad Católica de Chile y Universidad Andrés Bello. Posee mas de 11 años de experiencia profesional en el área de consultoría tributaria, desempeñándose en distintos cargos dentro de EY Chile.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close