Al aire

¿Las nuevas tecnologías deben ser reguladas?

"La pregunta que debemos hacernos es si las regulaciones efectivamente son necesarias para poder generar un nivel mayor de confianza y claridad dentro de los nuevos paradigmas, o por el contrario si podremos establecer un nivel proporcional entre la fuga de capitales de inversión en los mercados crypto, cuanto aumenten el nivel regulatorio".

Por Juan Frers *

Nos encontramos en una nueva época, un nuevo paradigma en relación a las nuevas tecnologías, las mismas han llegado para quedarse.

A partir del outline financiero del año pasado como resultado del COVID-19 pudimos ver como aumentaron el uso de nuevas herramientas tecnológicas como los smart contracts, las inversiones en criptoactivos como monedas digitales y tokens entre otros.

Asimismo la cantidad de startups que se crearon recientemente en 2021, sólo en Estados Unidos durante los primeros dos meses del 2021 se habían registrado 10.605 nuevas empresas fintech, lo que contrasta con las 9.311 en EMEA y 6.129 en APAC.

Como resultado del crecimiento exponencial de los fenómenos tecnológicos, podemos ver como poco a poco distintos países o espacios de integración comienzan a buscar regular dichos fenómenos.

Por un lado contamos con la reciente regulación de la Unión Europea llamada Digital Finance Package la cual busca regular distintos aspectos normativos de las tecnologías de Blockchain, Crowdfunding, smart contracts y sandbox entre otras.

El  objetivo del llamado Digital Finance Package es hacer que los servicios financieros sean más digitales y estimular la innovación responsable y la competencia entre los proveedores de servicios financieros de la UE.

Juan Frers

La Estrategia de Finanzas Digitales va acompañada de un marco legal propuesto sobre criptoactivos (es decir, representaciones digitales de valores o derechos que pueden almacenarse y comercializarse electrónicamente). Este marco se divide en una propuesta de Reglamento sobre mercados de criptoactivos (“MiCA”) y una propuesta de Reglamento sobre un régimen piloto de infraestructuras de mercado basado en tecnología de contabilidad distribuida (“régimen piloto DLT”). El objetivo es impulsar la innovación preservando la estabilidad financiera y protegiendo a los inversores de los riesgos.

En Estados Unidos podemos ver poco a poco como los distintos estados han regulado el fenómeno del crowdfunding como de blockchain, un ejemplo claro es el caso del estado de Illinois el cual a través de la llamada Blockchain Technology Act ha regulado los contratos inteligentes como la tecnología crypto.

La Ley de Tecnología Blockchain proporciona los usos permitidos de la tecnología blockchain en transacciones y procedimientos.

 Además establece  limitaciones al uso de la tecnología blockchain. Prohíbe que las unidades del gobierno local implementen restricciones específicas sobre el uso de la tecnología blockchain. 

En el continente Latinoamericano los dos países que se encuentran a la vanguardia en materia regulatoria en nuevas tecnologías son México y Colombia.

México cuenta con la llamada Ley Fintech la cual busca 4 puntos claves siendo estos: los activos virtuales (como las monedas digitales), la asesoría financiera, el fondeo colectivo (crowdfunding) y los pagos electrónicos.

En el caso colombiano contamos con el Decreto 1234 el cual regula los aspectos más importantes del sandbox regulatorio, también llamado la Arenera, el cual establece una primera definición de lo que se entiende en el continente latinoamericano por sandbox:

“El espacio controlado de prueba es el conjunto de normas, procedimientos, planes, condiciones, requisitos y requerimientos prudenciales que permite probar desarrollos tecnológicos innovadores en la prestación de actividades propias de las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia”.

Conclusión

Como hemos podido ver, poco a poco en distintas partes del mundo las nuevas tecnologías desde el uso de smart contracts, como inversiones en criptoactivos a través del mecanismo de crowdfunding crypto,  las llamadas ICO o STO comienzan a ser regulados.

La pregunta que debemos hacernos es si las regulaciones efectivamente son necesarias para poder generar un nivel mayor de confianza y claridad dentro de los nuevos paradigmas, o por el contrario si podremos establecer un nivel proporcional entre la fuga de capitales de inversión en los mercados crypto, cuanto aumenten el nivel regulatorio.

Claro está que no es lo mismo hablar del marco regulatorio de un sandbox que de una ICO o STO, como bien sabemos las regulaciones apuntarán a objetivos distintos dependiendo el fenómeno que regulen.

Juan Frers es abogado y contador auditor por la Universidad de Buenos Aires – UBA. Profesor de la Universidad de Buenos Aires, profesor invitado Universidad de Chile, profesor invitado Universidad de Santiago de Chile. CEO en Worldwide TaxNet Ltd, asociado de la firma Moore global Argentina.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close
Close